martes, 26 de julio de 2016

EXPOSICIÓN NAZI EN MEDELLÍN

ARTE DEGENERADO EN MEDELLÍN

La extraña y curiosa historia de una exposición itinerante que llegó a Medellín en 1937 y que se montó en los Talleres Robledo, edificio ocupado actualmente por el Museo de arte moderno de Medellín, MAMM.

Afiche de la exposición en Alemania

Historia.

En julio de 1937, cuatro años después de su llegada al poder, el Partido Nazi inauguró dos exposiciones de arte en Múnich.

La Gran Exposición de Arte Alemán fue diseñada para mostrar obras que contaban con la aprobación de Hitler: desnudos de rubias esculturales junto con soldados y paisajes idealizados.

La segunda exposición, en la misma calle, mostraba la otra cara del arte alemán: moderna, abstracta, no figurativa o, como los nazis la calificaban, "Degenerada".







La Exhibición de Arte Degenerado incluía obras de algunos de los grandes nombres internacionales, como Paul Klee, Wassily Kandinsky y Oskar Kokoschka, junto con famosos artistas alemanes de la época, entre ellos Max Beckmann, Emil Nolde y Georg Grosz.

Pintura hecha por Hitler en 1914.
Antes de ser político Hitler fue un pintor afín al realismo, y en varias ocasiones sus obras fueron desestimadas por los críticos del momento, que se inclinaban por lo abstracto y moderno.

Ese pudo ser el motivo por el que ya afincado en el poder Hitler tomara venganza organizando esta exposición que llamó arte degenerado. Había pronunciado un discurso sobre el tema ese verano, diciendo que "las obras de arte que no pueden ser entendidas por sí solas, sino que necesitaban de un libro con instrucciones pretenciosas para justificar su existencia, nunca más le llegarán al pueblo alemán".

En los salones de exposición por los que pasaron estas obras confiscadas, las montaban adrede de forma descuidada para que dieran la impresión de ser cosa de poco valor.

La exposición llega a Medellín.


Entrada a la exposición en Medellín
A finales de 1937, en Medellín, un grupo de empresarios en sincronía con el espíritu progresista del momento decidió contactar al Gobierno Alemán para replicar la iniciativa en Colombia. 

A comienzos de 1938, en las oficinas de Talleres Robledo, se organizó una exposición de “Arte Degenerado”. De esta muestra solo se conservan tres fotos: dos corresponden a la exposición y otra a la cena de gala que tuvo lugar luego de la inauguración.

Las dos fotos que se conocen de la exposición fueron tomadas por Erasmus Gerhard, un curador alemán que viajó a Colombia para traer algunas de las obras expuestas y del que se dice que por tener problemas con el Partido Nacional Socialista volvió al país para radicarse en Bogotá como ilustrador. En una de las imágenes se ve una multitud agolpada a la entrada de Talleres Robledo, en la otra se ve una masa variada de personas que atesta una improvisada sala de exposiciones. 


Foto: Erasmus Gerhard
La hidalguía de dos damas con sombrero a la moda contrasta con la presencia de un hombre de atuendo rústico que se toma una cerveza, al fondo se ve a un hombre trajeado y de tez clara que se muestra algo desconcertado por la situación.


Foto de Obando
La foto de la cena de gala fue tomada por Jorge Obando en un club social de Medellín.

La versión criolla del Entartete Kunst incluía también un contrapunto entre las obras expuestas y frases que depreciaban lo expuesto. No se sabe si hubo discursos aleccionadores pero sí en varios recuentos se menciona la existencia de una gacetilla que se entregaba a la salida y que reproducía apartes del texto en mención de Laureano Gómez y del discurso dado por Adolfo Hitler en la inauguración de la Casa de Arte Alemán en Berlín en 1937:

- Laureano Gómez: “Un pintor colombiano ha embadurnado los muros de un edificio público de Medellín con una copia y servil imitación de la manera y los procedimientos del muralismo mejicano. Igual falta de composición. Igual carencia de perspectiva y proporcionalidad de las figuras. Sin duda, mayor desconocimiento del dibujo y más garrafales adefesios en la pintura de los miembros humanos. Una ignorancia casi total de las leyes fundamentales del diseño y una gran vulgaridad en los temas, que ni por un momento intentan producir en el espectador una impresión noble y delicada. Naturalmente, el coro sofista y seudo-literario elogia aquellos fantoches a rabiar. Ay del que no reconozca el número y la marca de la bestia divina. Es un atrasado, un reaccionario del arte, un intonso, un deplorable provinciano.”

- Gómez: “Cabe ahora preguntar: ¿la época que nos ha tocado vivir es uno de esos momentos felices de claridad, pleno de dominio y de armonía, que señalan las cumbres alcansadas en la realización estética por la inteligencia del hombre? O por el contrario, ¿bajamos el declive de una pendiente de decadencia hacia un trágico abismo de inhabilidad y de ordinariez, descenso del que no podemos darnos cabal cuenta, perturbados por la algarabía de las trescientas ocas de que hablara el poeta?”


Gómez actuó como ministro de Obras Públicas entre 1925 y 1926 y como ministro plenipotenciario en Alemania. Al regresar al país fundó el periódico El Siglo en 1936. Llegó a ser presidente de Colombia en 1950.
Fuente: (Lucas Ospina en Esferapública, agosto 14 de 2012)

Los talleres Robledo.



Estaba en la margen oriental del río Medellín donde ahora está el MAMM. 

"A lo largo de las carreteras que conducen a Medellín, desde el norte y desde el sur se alinean grandes y modernas fábricas que impresionan por sus dimensiones y su aspecto limpio y presentables. Hasta sus plantas industriales lucen atractivas".
(David.W. Coombs 1951)

Un horno eléctrico de 500 kilos reunió a su alrededor a los más importantes fieles del novedoso culto al hierro en los alrededores de la finca Las playas, en las curvas secas y los pantanos que regalaba el río. El fuego eterno de la siderúrgica, sus moldes y su pequeño taller de engranajes merecían el trazo de los mismos arquitectos encargados de los palacios y las iglesias. Y necesitaban los mismos arcos monumentales. 


Zona industrial de Medellín años 50s
Desde lo alto, los edificios industriales parecen piezas de una misma máquina, ensambladas a lado y lado de las líneas que trazan los rieles y las autopistas, como si siguieran un pequeño plano de instrucciones sobre papel. El edificio de Talleres Robledo fue uno de los primeros perfiles de la máquina que se fue construyendo como orgullo industrial en el centro de la ciudad. Una pieza bien cortada con encargos variados: desde el mecanismo sutil de los volantes para los relojes de iglesia hasta los pisones de las minas y las ruedas ásperas de las trilladoras de café. 

En octubre de 1939 el edificio de Talleres Robledo era ya una factoría con los resplandores rojizos del gran horno sobre las tejas de barro del techo. La siderúrgica de Medellín S.A. (SIMESA) había acogido al taller como sede de las primeras alquimias reveladas por un ingeniero alemán encargado de encender el horno eléctrico. 

Cuando no estaban ocupados con las grandes bolas de los molinos minerales o las ruedas del ferrocarril o los lingotes de hierro gris, los habitantes del taller se dedicaban a la fabricación de las piezas rotas de la propia máquina, una orfebrería indispensable de arandelas, tornillos y bielas sobre medida. El pabellón de Talleres Robledo era entonces la sede de los grandes hervores y de las habilidades más delicadas. Así que no importaba que su gran competidor exhibiera el nombre de Talleres Apolo.
(Fuente: Blog Rabo de ají, domingo, 8 de noviembre de 2009 domingo, 8 de noviembre de 2009)

La reconversión de Talleres Robledo del Museo de Arte Moderno de Medellín, obtuvo un premio por la categoría Intervención del Patrimonio. Esta obra fue diseñada por Patricia Gómez, Jorge Mario Gómez y Fabio Antonio Ramírez arquitectos.


Edificio histórico MAMM Talleres de Robledo
“La Intervención al Patrimonio resalta la continua transformación que deben tener las ciudades en Colombia para permitir actuaciones dinámicas e incluyentes, que resalten los diferentes períodos de nuestra historia. Su valor fundamental como intervención en el patrimonio, radica precisamente en el hecho de que el proyecto no intenta recuperar una imagen del pasado, sino reconstituir un edificio industrial para un uso contemporáneo que contribuye al desarrollo cultural de la ciudad”.
(Fuente: Construdata.com/BancoConocimiento)


lunes, 25 de julio de 2016

LA HISTORIA DEL PIOJO


Algo que me sucedió hace unos minutos me recordó que cuando estaba en la escuela muchos compañeros y amigos de la cuadra tenían piojos. A mí por más que me revisaban la cabeza nunca me encontraron ninguno. 

Eso me hacía sentir mal, yo quería tener al menos una liendre que me diera la esperanza de estar en el grupo de los piojosos. Pero nada sucedía. Mis compañeros hacían fila en los lavaderos del patio de la escuela para que uno a uno les bañaran la cabeza con jabón azul o de tierra, y yo tenía que conformarme con mirar tan atractivo programa.

Varias veces pedí que me regalaran unos especímenes para luego alojarlos entre mi cabello, pero por alguna razón que aún desconozco no pelecharon. Ahora que miro esos recuerdos siento que en realidad da lo mismo haber o no haber tenido piojos, eran solo cosas de niño.

El asunto que me hizo recordar eso fue que después de tantos años de navegar en internet, de escribir tanto en mi blog, de subir tantos videos a youtube y escribir tantas bobadas en Facebook, nunca nadie había hecho un comentario que me pareciera desagradable, cosa común que a muchos les ha pasado. 

Claro que sí me han hecho comentarios que me han dejado muy claro su desacuerdo con alguna de mis publicaciones, pero nunca en términos ofensivos o desobligantes.

Hoy acabo de encontrar el primer piojo en mi larga historia. Un señor que no tengo idea de quién es, seguramente mexicano, me dejó este piojito: "No eres más que un pendejo +Dario Zapata, es más falso que tu esposa te sea fiel a esta mierda que subiste".


Aunque me sorprendió la rasquiña de este primer piojo en mi cabeza, no sentí ni ira ni rencor, solo una absoluta incomprensión ante tan extraña actitud de alguien que ni me conoce ni conozco.

Solo atiné a responderle: "Su opinión es directamente proporcional a su absoluta falta de educación, una cosa es opinar y otra tratar de ofender, cosa que le aseguro no ha logrado".

Sé muy bien que el video cuestionado por este señor está basado en unos comentarios y fotos que publicó la National Geographic hace muchísimos años y que luego resultó, al parecer, una broma. A muchos les ha gustado, a otros no tanto, pero este caballero llegó a ser el primer piojo de mi vida, y lo mejor fue que me motivó a escribir esta entrada para el blog.


viernes, 22 de julio de 2016

EL ANCIANO Y EL NIÑO

Albert Anker (Suiza, 1831-1910)

 No creo en Dios, le dijo él. Si existiera no habría tanto dolor e injusticia en el mundo, por eso por más que lo pienso no creo que exista.

El anciano lo miró con ternura, como mira un abuelo la pataleta de su pequeño nieto.

Mira, si hay dolor en el mundo no es porque Dios lo permita. Somos los hombres los que llevados por nuestra insensatez sembramos tanta desdicha y recogemos su cosecha de dolor.

Primero tengamos claro que Dios no es el ancianito de cachetes rojos y cabellos canos que vemos en los cuadros de los grandes pintores. Él no tiene la figura física del humano, porque no es humano. Él es un ser espiritual, en términos más comprensibles es la energía que creó todo lo que existe, y por ende está presente en todo lugar al mismo tiempo. Omnisciente y omnipresente.

Tampoco piensa como humano, comprende que Él lo sabe todo, es omnisapiente. Puedes también estar seguro que no es un castigador. La venganza y el rencor solo moran en el hombre, jamás en Él. Fuimos los humanos los que inventamos al dios castigador, a ese de Sodoma y Gomorra, al que inspiró a Sansón para que se convirtiera en el primer terrorista de la historia al derribar un templo repleto de Filisteos.

Ese no es Dios, porque Dios solo ama, pero sin olvidar la justicia. Pero esa será otra historia mi niño.

El anciano cerró sus ojos y se quedó como dormido. El niño salió sin hacer ruido de la choza, sintiendo que su conciencia estaba despertando.





lunes, 27 de junio de 2016

CARAJO LLEGUÉ A LOS SESENTA

La vejez existe cuando se empieza a decir: nunca me he sentido tan joven.
Juls Renard. Escritor y dramaturgo.(1864-1910)

Todos deseamos llegar a viejos, y todos negamos que hayamos llegado.
Quevedo

Foto de El Colombiano
Sucedió repentinamente y sin previo aviso. Una tarde cuando regresaba a casa a bordo del metro un joven muy atento me ofreció su puesto para que me sentara. Esto me sorprendió mucho y en milésimas de segundo pasaron por mi mente montones de pensamientos para tratar de asimilar esto.

De hecho no tenía ni un brazo o una pierna enyesada, tampoco me sentía incómodo al viajar de pie agarrado del tubo del techo, ni estaba agotado o sudando. La verdad esa tarde me sentía sumamente bien y lleno de energía y no sabía qué decisión tomar ante tan inusual ofrecimiento.

Así que le dije al muchacho: Muchas gracias joven, es que ya me bajo en la siguiente estación, cosa que no era cierta.

El muchacho se sentó y entonces recordé que al día siguiente yo arribaría a los sesenta años, edad que muchos consideran de ancianos. No me preocupó mucho el asunto y por el contrario me alegró que aún se conservaran algunas de las normas de urbanidad de Carreño en gente tan joven.

Algunos días después cuando hacía fila para hacer una diligencia en el banco, uno de los vigilantes me invitó a que me pasara a la fila preferencial que allí tenían para discapacitados, mujeres embarazadas y ancianos. De hecho era una fila corta pero de nuevo rechacé cortésmente el ofrecimiento y preferí conservar mi turno en la de atención general.

Tomé luego una buseta de transporte público en la que solo había puesto en la parte delantera al lado del conductor. Subir por esa entrada es algo más complicado por tener su acceso mucho más alto, pero no era problema para mí. Lo que sucedió mientras subía si fue algo embarazoso, el chofer comenzó a darme indicaciones sobre cómo debía subir con el tono de voz con el que se le habla a los niños. Confieso que eso si me molestó bastante, más aún cuando el que me lo decía no era ningún jovencito sino un hombre cincuentón.



Toqué el timbre al llegar a mi calle y me bajé dando un salto hasta la acera. Todos los pasajeros sacaron sus cabezas por las ventanillas como sorprendidos y el conductor asombrado dijo: Oh… todavía salta.

Ya no solo estaba disgustado, caminé hasta la casa  que echaba humo.

Un día al llegar al barrio me tiré del bus andando, y aunque siempre esto hacía por primera vez lo noté. Cuando te ofrecen descuento para entrar al teatro y los carros se detienen para que pases la calle sabrás que has llegado a ser adulto mayor.

Y Alberto Cortez cantó así: “Uno va subiendo la vida, de a cuatro los primeros escalones. Tiene todas las luces encendidas y el corazón repleto de ilusiones. Uno va quemando energías, es joven, tiene fe y está seguro. Soltándole la rienda a su osadía, llegara sin retrasos el futuro. Y uno sube, sube, sube. Flotando como un globo en el espacio. Los humos los confunde con las nubes, subestimando a todos los de abajo".

¿Por qué mi corazón sigue tan lleno de emociones como niño?
¿Por qué mi mente, sigue igual de curiosa?
¿Por que al mirar a los ojos de mi hijo, siento un amor que duele?

No debes preocuparte por las arrugas de tu rostro, preocúpate por las arrugas de tu cerebro
Ramón y Cajal

domingo, 26 de junio de 2016

¿VIEJO YO?

EL PODER DE LOS SEXAGENARIOS

"Envejecer es como escalar una gran montaña; mientras se sube las fuerzas disminuyen, pero la mirada es más libre, la vista más amplia y serena".
Ingmar Bergman.



Este asunto de ponerse viejo es algo que se ha estado aplazando desde que aparecieron los nuevos sexagenarios. Es que esta nueva generación de adultos mayores ha seguido conservando un  espíritu joven en un cuerpo algo usado.

La expectativa de vida, contrario a la creencia popular, es ahora más alta, y eso es fácil de explicar.

En 1929 Alexander Fleming publicó en el British Journal of Experimental Pathology la noticia de su descubrimiento, la penicilina. Sin lugar a dudas esto provocó una gran disminución de la mortalidad y aumentó la expectativa de vida de sus congéneres.

Ahora en muchos países europeos es común ver en las calles gran cantidad de ancianos caminando por las calles como Pedro por su casa, activos y gozando de buena salud. Igualmente los buenos hábitos alimenticios y de higiene han contribuido a que esto  esté pasando y que se evidencie más en este comienzo del siglo XXI.

Lamentablemente algunos  han visto este fenómeno como algo inadecuado y hasta indeseable para el manejo presupuestal de los países. Hubo unas declaraciones oficiales poco afortunadas de un reciente ministro de salud colombiano que catalogó a los adultos mayores como un problema indeseable.

Más lejos fue  ministro de finanzas del Japón Taro Aso que les pidió a los ancianos del país que "se den prisa en morir".

En cambio en otras culturas ven al anciano con gran respeto y consideración, apreciando su experiencia y pidiéndoles sus opiniones.

Aunque en Colombia estamos lejos de llegar a esto, no podemos dejar de emprender el camino que nos lleve a apreciar el valor de la gente mayor.

Los adultos mayores de hoy no se dejan afectar por esto, no quieren dejar de usar sus tenis y sus jeans. Siguen siendo fanáticos de los Rollig Stones y de su líder Mick Jagger. Disfrutan de su merecida jubilación y en la medida de sus capacidades  algunos emprenden viajes alrededor del mundo, mientras que otros disfrutan los fines de semana el Girardot o en Guatapé.

Página relacionada: La sexalescencia.

LOS INMORTALES

Michel Foucault 
(15 de octubre de 1926 – 25 de junio de 1984)
Historiador de las ideas, psicólogo, teórico social y filósofo francés.
Crédito:
De la página Los inmortales en FB - Divulgada por Alberto López.

Un tributo a los grandes pensadores y artistas de todas las épocas.




"Cada individuo debe llevar su vida de tal forma que los demás pueden respetarla y admirarla."

"El saber es el único espacio de libertad del ser."

"Hay que ser un héroe para enfrentarse con la moralidad de la época."

"En cuanto al poder disciplinario, se ejerce haciéndose invisible; en cambio impone a aquellos a quienes somete un principio de visibilidad obligatorio."

"Las cárceles, los hospitales y las escuelas presentan similitudes porque sirven para la intención primera de la civilización: la coacción."

"Las relaciones de poder múltiples atraviesan, caracterizan, constituyen el cuerpo social; y estas [...] no pueden disociarse, ni establecerse, ni funcionar sin una producción, una acumulación, una circulación, un funcionamiento del discurso."

"No me pregunten quién soy, ni me pidan que siga siendo el mismo."

"Más que tomar la palabra, habría preferido verme envuelto por ella y transportado más allá de todo posible inicio. Me habría gustado darme cuenta de que en el momento de ponerme a hablar ya me precedía una voz sin nombre desde hacía ya mucho tiempo: me habría bastado entonces encadenar, proseguir la frase, introducirme sin ser advertido en sus intersticios, como si ella me hubiera hecho señas quedándose, un momento, interrumpida. No habría habido por tanto inicio; y en lugar de ser aquel de quién procede el discurso, yo sería más bien una pequeña laguna en el azar de su desarrollo, el punto de su posible desaparición." (fragmento de "Lenguaje y Literatura")

"Escribir, en nuestros días, se ha acercado infinitamente a su fuente. Es decir, a ese rumor inquietante que, en el fondo del lenguaje, anuncia, cuando uno acerca un poco el oído, contra qué se resguarda uno y al mismo tiempo a qué se dirige. Como la bestia de Kafka, el lenguaje escucha ahora en el fondo de su madriguera este rumor inevitable y creciente." (fragmento de "El lenguaje al infinito")

"La locura no se puede encontrar en estado salvaje. La locura no existe sino en una sociedad, ella no existe por fuera de las formas de la sensibilidad que la aíslan y de las formas de repulsión que la excluyen o la capturan." (de "Locura y civilización")

Foucault es conocido principalmente por sus estudios críticos de las instituciones sociales, en especial la psiquiatría, la medicina, las ciencias humanas, el sistema de prisiones, así como por su trabajo sobre la historia de la sexualidad humana. Sus análisis sobre el poder y las relaciones entre poder, conocimiento y discurso han sido ampliamente debatidos. En sus últimos trabajos y cursos desarrolló conceptos como biopoder y biopolítica, de especial relevancia en la obra de pensadores políticos contemporáneos como Antonio Negri, Michael Hardt, Giorgio Agamben y Roberto Esposito. En los años sesenta Foucault estuvo asociado al estructuralismo, un movimiento del que se distanció más adelante, aunque usó de un modo personal los métodos de dicho enfoque.

Rechazó las etiquetas de postestructuralista y postmoderno, que le eran aplicadas habitualmente, prefiriendo clasificar su propio pensamiento como una crítica histórica de la modernidad con raíces en Kant. Definió mejor su proyecto teórico como una ontología crítica de la actualidad, siguiendo la impronta kantiana, en el texto "¿Qué es la ilustración?".

Fue influido profundamente por la filosofía alemana, en especial por la obra de Friedrich Nietzsche y reconocería también una deuda con el pensamiento de Martin Heidegger.

Algunas de sus obras más importantes son: "Historia de la locura en la época clásica" (1961), "El nacimiento de la clínica" (1963), "Las palabras y las cosas: una arqueología de las ciencias humanas" (1966), "La arqueología del saber", (1969), "Vigilar y castigar" (1975), "Historia de la sexualidad" (dividido en tres volúmenes: "La voluntad de saber", de 1976; "El uso de los placeres" y "La inquietud de sí", de 1984).

Foucault murió de una enfermedad relacionada con el SIDA en París el 25 de junio de 1984. Fue la primera personalidad destacada de Francia a la que se le diagnosticó esa enfermedad.

Michel Foucault por Fernando Savater 
 "La Aventura del Pensamiento"



domingo, 19 de junio de 2016

EL REINO DE LOS PÍCAROS

El deshonesto sospecha de todos porque cree que son como él, de ahí el dicho: "El ladrón juzga por su condición"
Y lo he sufrido en carne propia.


Los pícaros de cuello blanco casi nunca son juzgados, y si lo son serán absueltos luego de procesos amañados. Este es un mundo manejado por ladrones de alta alcurnia que se nombran entre ellos para ocupar altos cargos, en la política, la iglesia, la industria, la banca y el comercio.

Están en todas partes y dominan el mundo. Son expertos en inventar leyes, multas y sanciones. Han reconstruido un sistema feudal para explotarnos y así poder vivir en sus palacetes sin hacer esfuerzo alguno.

Tienen permiso para imprimir billetes sin respaldo cada vez que lo deseen. Pícaros de cuello blanco bañados con costosas colonias y perversos sentimientos, predican y no practican. Ególatras, narcisos y soberbios. Son tan pobres que lo único que tienen es dinero.

Obsesionados con sus leyes y sus reglas, estafadores natos. Pícaros, ladinos, arteros, mañosos, bribones y tramposos. Para ellos el honesto es tonto y digno de admirar el marrullero


"Piensa el ladrón que todos son de su condición".
(Anónimo)