lunes, 27 de junio de 2016

CARAJO LLEGUÉ A LOS SESENTA

La vejez existe cuando se empieza a decir: nunca me he sentido tan joven.
Juls Renard. Escritor y dramaturgo.(1864-1910)

Todos deseamos llegar a viejos, y todos negamos que hayamos llegado.
Quevedo



Sucedió repentinamente y sin previo aviso. Una tarde cuando regresaba a casa a bordo del metro un joven muy atento me ofreció su puesto para que me sentara. Esto me sorprendió mucho y en milésimas de segundo pasaron por mi mente montones de pensamientos para tratar de asimilar esto.

De hecho no tenía ni un brazo o una pierna enyesada, tampoco me sentía incómodo al viajar de pie agarrado del tubo del techo, ni estaba agotado o sudando. La verdad esa tarde me sentía sumamente bien y lleno de energía y no sabía qué decisión tomar ante tan inusual ofrecimiento.

Así que le dije al muchacho: Muchas gracias joven, es que ya me bajo en la siguiente estación, cosa que no era cierta.

El muchacho se sentó y entonces recordé que al día siguiente yo arribaría a los sesenta años, edad que muchos consideran de ancianos. No me preocupó mucho el asunto y por el contrario me alegró que aún se conservaran algunas de las normas de urbanidad de Carreño en gente tan joven.

Algunos días después cuando hacía fila para hacer una diligencia en el banco, uno de los vigilantes me invitó a que me pasara a la fila preferencial que allí tenían para discapacitados, mujeres embarazadas y ancianos. De hecho era una fila corta pero de nuevo rechacé cortésmente el ofrecimiento y preferí conservar mi turno en la de atención general.

Tomé luego una buseta de transporte público en la que solo había puesto en la parte delantera al lado del conductor. Subir por esa entrada es algo más complicado por tener su acceso mucho más alto, pero no era problema para mí. Lo que sucedió mientras subía si fue algo embarazoso, el chofer comenzó a darme indicaciones sobre cómo debía subir con el tono de voz con el que se le habla a los niños. Confieso que eso si me molestó bastante, más aún cuando el que me lo decía no era ningún jovencito sino un hombre cincuentón.


Toqué el timbre al llegar a mi calle y me bajé dando un salto hasta la acera. Todos los pasajeros sacaron sus cabezas por las ventanillas como sorprendidos y el conductor asombrado dijo: Oh… todavía salta.

Ya no solo estaba disgustado, caminé hasta la casa  que echaba humo.

Un día al llegar al barrio me tiré del bus andando, y aunque siempre esto hacía por primera vez lo noté. Cuando te ofrecen descuento para entrar al teatro y los carros se detienen para que pases la calle sabrás que has llegado a ser adulto mayor.

Y Alberto Cortez cantó así: “Uno va subiendo la vida, de a cuatro los primeros escalones. Tiene todas las luces encendidas y el corazón repleto de ilusiones. Uno va quemando energías, es joven, tiene fe y está seguro. Soltándole la rienda a su osadía, llegara sin retrasos el futuro. Y uno sube, sube, sube. Flotando como un globo en el espacio. Los humos los confunde con las nubes, subestimando a todos los de abajo".

¿Por qué mi corazón sigue tan lleno de emociones como niño?
¿Por qué mi mente, sigue igual de curiosa?
¿Por que al mirar a los ojos de mi hijo, siento un amor que duele?

No debes preocuparte por las arrugas de tu rostro, preocúpate por las arrugas de tu cerebro
Ramón y Cajal

domingo, 26 de junio de 2016

¿VIEJO YO?

EL PODER DE LOS SEXAGENARIOS

"Envejecer es como escalar una gran montaña; mientras se sube las fuerzas disminuyen, pero la mirada es más libre, la vista más amplia y serena".
Ingmar Bergman.



Este asunto de ponerse viejo es algo que se ha estado aplazando desde que aparecieron los nuevos sexagenarios. Es que esta nueva generación de adultos mayores ha seguido conservando un  espíritu joven en un cuerpo algo usado.

La expectativa de vida, contrario a la creencia popular, es ahora más alta, y eso es fácil de explicar.

En 1929 Alexander Fleming publicó en el British Journal of Experimental Pathology la noticia de su descubrimiento, la penicilina. Sin lugar a dudas esto provocó una gran disminución de la mortalidad y aumentó la expectativa de vida de sus congéneres.

Ahora en muchos países europeos es común ver en las calles gran cantidad de ancianos caminando por las calles como Pedro por su casa, activos y gozando de buena salud. Igualmente los buenos hábitos alimenticios y de higiene han contribuido a que esto  esté pasando y que se evidencie más en este comienzo del siglo XXI.

Lamentablemente algunos  han visto este fenómeno como algo inadecuado y hasta indeseable para el manejo presupuestal de los países. Hubo unas declaraciones oficiales poco afortunadas de un reciente ministro de salud colombiano que catalogó a los adultos mayores como un problema indeseable.

Más lejos fue  ministro de finanzas del Japón Taro Aso que les pidió a los ancianos del país que "se den prisa en morir".

En cambio en otras culturas ven al anciano con gran respeto y consideración, apreciando su experiencia y pidiéndoles sus opiniones.

Aunque en Colombia estamos lejos de llegar a esto, no podemos dejar de emprender el camino que nos lleve a apreciar el valor de la gente mayor.

Los adultos mayores de hoy no se dejan afectar por esto, no quieren dejar de usar sus tenis y sus jeans. Siguen siendo fanáticos de los Rollig Stones y de su líder Mick Jagger. Disfrutan de su merecida jubilación y en la medida de sus capacidades  algunos emprenden viajes alrededor del mundo, mientras que otros disfrutan los fines de semana el Girardot o en Guatapé.

Página relacionada: La sexalescencia.

LOS INMORTALES

Michel Foucault 
(15 de octubre de 1926 – 25 de junio de 1984)
Historiador de las ideas, psicólogo, teórico social y filósofo francés.
Crédito:
De la página Los inmortales en FB - Divulgada por Alberto López.

Un tributo a los grandes pensadores y artistas de todas las épocas.




"Cada individuo debe llevar su vida de tal forma que los demás pueden respetarla y admirarla."

"El saber es el único espacio de libertad del ser."

"Hay que ser un héroe para enfrentarse con la moralidad de la época."

"En cuanto al poder disciplinario, se ejerce haciéndose invisible; en cambio impone a aquellos a quienes somete un principio de visibilidad obligatorio."

"Las cárceles, los hospitales y las escuelas presentan similitudes porque sirven para la intención primera de la civilización: la coacción."

"Las relaciones de poder múltiples atraviesan, caracterizan, constituyen el cuerpo social; y estas [...] no pueden disociarse, ni establecerse, ni funcionar sin una producción, una acumulación, una circulación, un funcionamiento del discurso."

"No me pregunten quién soy, ni me pidan que siga siendo el mismo."

"Más que tomar la palabra, habría preferido verme envuelto por ella y transportado más allá de todo posible inicio. Me habría gustado darme cuenta de que en el momento de ponerme a hablar ya me precedía una voz sin nombre desde hacía ya mucho tiempo: me habría bastado entonces encadenar, proseguir la frase, introducirme sin ser advertido en sus intersticios, como si ella me hubiera hecho señas quedándose, un momento, interrumpida. No habría habido por tanto inicio; y en lugar de ser aquel de quién procede el discurso, yo sería más bien una pequeña laguna en el azar de su desarrollo, el punto de su posible desaparición." (fragmento de "Lenguaje y Literatura")

"Escribir, en nuestros días, se ha acercado infinitamente a su fuente. Es decir, a ese rumor inquietante que, en el fondo del lenguaje, anuncia, cuando uno acerca un poco el oído, contra qué se resguarda uno y al mismo tiempo a qué se dirige. Como la bestia de Kafka, el lenguaje escucha ahora en el fondo de su madriguera este rumor inevitable y creciente." (fragmento de "El lenguaje al infinito")

"La locura no se puede encontrar en estado salvaje. La locura no existe sino en una sociedad, ella no existe por fuera de las formas de la sensibilidad que la aíslan y de las formas de repulsión que la excluyen o la capturan." (de "Locura y civilización")

Foucault es conocido principalmente por sus estudios críticos de las instituciones sociales, en especial la psiquiatría, la medicina, las ciencias humanas, el sistema de prisiones, así como por su trabajo sobre la historia de la sexualidad humana. Sus análisis sobre el poder y las relaciones entre poder, conocimiento y discurso han sido ampliamente debatidos. En sus últimos trabajos y cursos desarrolló conceptos como biopoder y biopolítica, de especial relevancia en la obra de pensadores políticos contemporáneos como Antonio Negri, Michael Hardt, Giorgio Agamben y Roberto Esposito. En los años sesenta Foucault estuvo asociado al estructuralismo, un movimiento del que se distanció más adelante, aunque usó de un modo personal los métodos de dicho enfoque.

Rechazó las etiquetas de postestructuralista y postmoderno, que le eran aplicadas habitualmente, prefiriendo clasificar su propio pensamiento como una crítica histórica de la modernidad con raíces en Kant. Definió mejor su proyecto teórico como una ontología crítica de la actualidad, siguiendo la impronta kantiana, en el texto "¿Qué es la ilustración?".

Fue influido profundamente por la filosofía alemana, en especial por la obra de Friedrich Nietzsche y reconocería también una deuda con el pensamiento de Martin Heidegger.

Algunas de sus obras más importantes son: "Historia de la locura en la época clásica" (1961), "El nacimiento de la clínica" (1963), "Las palabras y las cosas: una arqueología de las ciencias humanas" (1966), "La arqueología del saber", (1969), "Vigilar y castigar" (1975), "Historia de la sexualidad" (dividido en tres volúmenes: "La voluntad de saber", de 1976; "El uso de los placeres" y "La inquietud de sí", de 1984).

Foucault murió de una enfermedad relacionada con el SIDA en París el 25 de junio de 1984. Fue la primera personalidad destacada de Francia a la que se le diagnosticó esa enfermedad.

Michel Foucault por Fernando Savater 
 "La Aventura del Pensamiento"



domingo, 19 de junio de 2016

EL REINO DE LOS PÍCAROS

El deshonesto sospecha de todos porque cree que son como él, de ahí el dicho: "El ladrón juzga por su condición"
Y lo he sufrido en carne propia.


Los pícaros de cuello blanco casi nunca son juzgados, y si lo son serán absueltos luego de procesos amañados. Este es un mundo manejado por ladrones de alta alcurnia que se nombran entre ellos para ocupar altos cargos, en la política, la iglesia, la industria, la banca y el comercio.

Están en todas partes y dominan el mundo. Son expertos en inventar leyes, multas y sanciones. Han reconstruido un sistema feudal para explotarnos y así poder vivir en sus palacetes sin hacer esfuerzo alguno.

Tienen permiso para imprimir billetes sin respaldo cada vez que lo deseen. Pícaros de cuello blanco bañados con costosas colonias y perversos sentimientos, predican y no practican. Ególatras, narcisos y soberbios. Son tan pobres que lo único que tienen es dinero.

Obsesionados con sus leyes y sus reglas, estafadores natos. Pícaros, ladinos, arteros, mañosos, bribones y tramposos. Para ellos el honesto es tonto y digno de admirar el marrullero


"Piensa el ladrón que todos son de su condición".
(Anónimo)

miércoles, 8 de junio de 2016

MORIR POR LOS DEMÁS

Alberto López nos pone a pensar en todas esas personas que muchas veces, de forma anónima, han llegado a sacrificarse por salvar a otros, sin esperar nada distinto a la satisfacción que causa el servir a sus hermanos; porque despertaron su conciencia y comprendieron que todos somos uno. 

Fotograma del programa de Televisión Española,
'Auschwitz. Los nazis y la solución final.

Alberto López

Morir por los demás
sin pena ni gloria
sabiendo que no hay otra recompensa
que la satisfacción de haber hecho
lo que debía hacerse.

Como el padre
abrazando a sus pequeños contra su cuerpo
para que no se dieran cuenta
que los fascistas iban a fusilar a toda la familia.

Como el sacerdote católico
que tomo voluntariamente el tren
para acompañar en su final a los judíos.

Como el hombre corriente
que se lanzó al mar
para salvar a su perro.

Como Txiki y Otaegi
que murieron por una idea que creyeron justa
sabiendo que nunca los harían santos.

Como la sirena
que por amor abandono el mar
para morir ahogada en la tierra.

Como el papá gorila
que por proteger a sus crías
cae bajo las balas asesinas del cazador.

Como el esposo fiel
que pudiendo salvarse
se queda en las nieves de la montaña
para acompañar en su final a su agotada esposa.

Morir por los demás
en el silencio de la soledad
como un héroe desconocido.

Morir por los demás
sin tener que ser Dios.

Morir por los demás
como un hombre.
Simplemente por haber nacido.

domingo, 5 de junio de 2016

MUHAMMAD ALI - EL REY

ALÍ
Alberto López


Los jóvenes debierais saber quién fue "ALÍ"...No os equivoquéis, no era solo un gran boxeador... sin duda el más grande... el Rey… sino que fue, el que llevó el boxeo a un nivel tan alto, tan alto, que acabó con el... Porque a partir de Alí, todo ha sido cruzarse golpes y aburrimiento. Con el espíritu de un deportista griego clásico, hizo de un deporte, dominado hasta la llegada de él por la fuerza bruta, una verdadera obra de arte.

En el largo hacer de los hombres a través del tiempo, hay personajes creadores, que inauguran nuevas situaciones, convulsionan profundamente la tradición o dan un giro cualitativo a lo que parecía fuertemente sedimentado e incuestionable.

Hay momentos en que después de un artista ya no cabe el arte. Es en la novela, una creación propiamente europea, el caso de Cervantes, con quien se abre la puerta y el de Flauvert con quien se cierra; es el caso de Miguel Angel y de Brunellechi con la pintura y la arquitectura clásicas; de Picasso y de Wright con la pintura y la arquitectura modernas o del fútbol con el Barsa de Guardiola. Tras estos episodios cumbres, solo queda la repetición, el experimentalismo formal, el marqueting y el entretenimiento. Alí fue uno de esos creadores.

Acaba de fallecer con 74 años, yo tengo 68, casi llegue a ser su contemporáneo. Hoy sigue vivo en mi recuerdo.

De chaval, mi hermano Edu, después de misa, me llevaba a las veladas de box que se celebraban los domingos por la mañana en el frontón La Estrella de Portugalete. Allí vi pelear a Luis Folledo, a Benito Canal, a Luis Aisa, a Fred Galiana, a Senín y a tantos otros que todavía conservo vivos en mi memoria.

Eran los años en que este deporte estaba en plena ebullición en la margen izquierda y obrera de la ciudad de la Ria, a la que los aficionados a este deporte, llamábamos el Brox, porque había multitud de gimnasios, donde los hijos de los obreros escapaban de la calle y de la pobreza para hacer guantes.

A mí, aunque ni de niño ni de mayor he sido peleador, los Reyes Magos (sin duda por iniciativa de mis hermanos que, mucho mayores que yo, debieron escribir la carta) en una ocasión me trajeron unos preciosos guantes de color marrón. Debo aclarar que dada la estrecha economía familiar eran de segunda mano, pero me parecieron preciosos.

Hoy en día, a cualquier padre, le parecería de muy mala educación, llevar a un niño al boxeo y menos que los pacíficos Magos del Oriente le trajeran unos guantes, para pegarse con sus compañeros de colegio. Sin embargo, aquellas veladas dominicales, fueron para mí una experiencia muy formativa e interesante, y siempre le estaré agradecido a mi difunto hermano.

Fue en aquel ambiente, que nos llevaba a agolparnos en torno a los primeros televisores en blanco y negro que tenían unos pocos bares, para ver las grandes peleas por los campeonatos de Europa y del mundo, cuando surgió ante mí, como una figura mundial del deporte de las doce cuerdas, el entonces llamado Cassius Clay, nombre que como él decía, llevaba como una carga, porque le habían puesto cuando todavía era un esclavo negro.

Yo fui uno de tantos jóvenes que, se deslumbró ante aquel boxeador, que siendo un peso pesado, podía bailar elegantemente como un peso mosca, desconcertando con sus fintas y su cintura prodigiosa a unos oponentes, que dando golpes al aire, le perseguían desesperados como a un fantasma a lo largo del ring, en busca del golpe definitivo que lo cazara y lo lanzara al suelo, pero que nunca llegaba.

Solo en una ocasión dejó de bailar cambiando sorprendentemente de táctica. Fue en su pelea contra el entonces campeón Foreman, en Kinshasa en 1974, donde se dejo acorralar contar las cuerdas (el público pensaba que Alí, con 32 años ya no podía más e iba a caer de un momento a otro) hasta que el favorito Foreman, un joven e impresionante atleta, agotado y frustrado de tanto golpear sin conseguir tirarlo, se fue a la lona cuando Alí, en el octavo asalto, consideró que había llegado el momento de acabar la pelea.

Pero Alí era mucho más que un boxeador genial... Fue un gran hombre que se dejó la vida luchando por sus hermanos negros, de América y de Africa, que se enfrentó al estado militarista americano, negándose a alistarse para ir a luchar a Vietnam contra unas gentes, que como decía, no le habían hecho ningún mal. Y ello le llevo a la cárcel, convirtiéndose en un apestado y traidor a la patria para el conservador estado americano, con el consiguiente desprestigio social.

Seguramente hoy, tal y como han llegado a estar las cosas entre occidente y el mundo musulmán, no se vería mejor su conversión musulmana y su cambio de nombre, y hubiera sido igualmente defenestrado.

Para muchos jóvenes del mundo (no solo para sus hermanos negros) Alí acabó siendo un ejemplo, por mantener ante todos y ante todo la dignidad de los hombres de su raza. Con él los negros americanos y africanos, pudieron decir por primera vez con orgullo: “yo también soy negro”...

Alí era una persona inteligente, de reacciones rápidas y respuestas brillantes que no solo pensaba, sino que sabía pensar, algo inimaginable en un mundo como el del box, dominado por la brutalidad y los bajos fondos de las mafias. En este sentido fue un verdadero líder negro (no pudo ser un gran político porque decía lo que pensaba) no solo para los negros, sino para todos los humillados del mundo.

Por eso he comenzado diciendo que los jóvenes debierais conocerlo y nada mejor que esta estupenda película documental que tengo el honor de ofreceros..."CUANDO ERAMOS REYES" (trata precisamente de aquella pelea en Kinshasa)... porque en aquellos tiempos, él nos hizo soñar a los jóvenes de los barrios obreros de medio mundo, que podíamos llegar a ser reyes... porque desde su humilde origen, él llegó a ser EL REY DE REYES...



Ver Muhammad Ali La leyenda en la parte baja de esta página

jueves, 2 de junio de 2016

ASTROPUERTA JUNIO 2016

 Hola:

En junio el panorama celeste lo dominan Marte y Saturno en la bella región Sagitario-Escorpión, saliendo por el horizonte de oriente luego del atardecer. Espectáculo a simple vista y con cualquier instrumento.

Enseguida los principales eventos y las efemérides históricas del mes de junio.
Saludos
Germán Puerta
Pagina Astropuerta
cel 315-3473859
@astropuerta
En Facebook: Germán Puerta Restrepo


1. Eventos celestes principales de Junio 2016

Viernes 3 – Oposición de Saturno
Viernes 3 – Ocultación de Mercurio por la Luna visible en el sur de Africa.
Domingo 5 – Luna nueva
Domingo 5 – Elongación máxima Oeste de Mercurio
Sábado 11 – Conjunción de la Luna y Júpiter
Domingo 12 – Luna en cuarto creciente
Lunes 20 – Luna llena
Lunes 20 – Solsticio
Domingo 26 – Ocultación de Neptuno por la Luna visible en Europa
Lunes 27 – Luna en cuarto menguante
           
2. Efemérides históricas principales de Junio 2016

Miércoles 8 – 1625: Nace Giovanni Domenico Cassinni, descubridor de la verdadera forma del anillo de Saturno
Jueves 9 – 1812: Nace Johann Galle, astrónomo alemán, codescubridor del planeta Neptuno
Lunes 13 – 1983: La nave Pioneer 10 cruza la órbita de Plutón
Jueves 16 – 1963: Valentina Tereshkova, primera mujer en el espacio
Martes 21 – 2004: Space Ship One, primera nave privada en alcanzar el espacio exterior
Miércoles 22 – 1675: Fundación del Observatorio Real de Greenwich
Miércoles 22 – 1978: James Christy descubre a Caronte, luna de Plutón
Viernes 24 – 1915: Nace Fred Holyle, astrofísico y matemático inglés
Viernes 24 – 1947: Kenneth Arnold inventa el término ¨platillo volador¨
Domingo 26 – 1730: Nace Charles Messier, astrónomo francés
Miércoles 29 – 1868: Nace George Halle, fundador de la astrofísica solar
Miércoles 29 – 1961: Lanzamiento del primer satélite impulsado por energía nuclear, el Transit 4ª
Miércoles 29 – 1971: Los cosmonautas Dobrovolski, Patsaiev y Volkov mueren en la nave Soyuz 11 durante la fase de reingreso
Jueves 30 – 1908: El fragmento de un cometa o asteroide explota en Tunguska, Siberia, y arrasa 2500 km2 de bosques

NOTA:  Esta información puede transmitirse libremente.

Ya está en librerías mi libro para que los niños y jóvenes se entusiasmen a mirar el cielo. Editorial Panamericana.


“Creo que si miramos siempre al cielo, acabaríamos por tener alas”. Gustave Flaubert 

Hay una conexión maravillosa entre la astronomía y los niños pues es visual, emocionante e inspirado. Sabemos que la clave para atraer a los niños hacia las ciencias es hacer que sean divertidas. Y es claro que la astronomía lo es: danzando como los planetas, dibujando las fases de la luna, leyendo las historias y los mitos del cielo, observando los anillos de Saturno, soñando con viajar a Marte. Pero sin duda, el mayor impacto se obtiene justo bajo las estrellas, identificando las figuras de las constelaciones y observando al cielo a simple vista, o con binoculares y con telescopios. Este libro está escrito y diseñado en especial para que los niños y niñas se entusiasmen con la astronomía visual, pues es justo bajo las estrellas cuando la astronomía captura en ellos su natural sentido del descubrimiento con consecuencias inesperadas. 

Observar el cielo. Libro para niños. Contiene las ideas esenciales y divertidas para que los niños y las niñas se inicien en el maravilloso mundo de la astronomía visual. Además se destacan los astros y fenómenos del cielo más evidentes e inesperados para comenzar la gran aventura de la navegación celeste. 

jueves, 26 de mayo de 2016

OVNIS EN CAÑASGORDAS

Publicado el 11 de junio de 2008


Estaba por cumplir trece años cuando una noche de abril yo jugaba en la puerta del patio con una linterna de tres tacos que me había dado mi papá, que rayo tan bonito el que daba y como se trazaba en la niebla que por aquella época cubría al pueblo. Frente a mí se dibujaba con dificultad la línea superior de una montaña boscosa hacia la que enfilé la luz.

Estaba entretenido en esto cuando una luz redonda y blanca surgió tras la cordillera y lentamente se balanceó en el aire, alumbré hacia ese sitio y entonces salieron otras dos luces iguales.

Ya un poco asustado prendía y apagaba mi luz una y otra vez y esto ocasionó que esas luces se comenzaran a agitar erráticas como avispas asustadas, llamé a mi mamá y a mi hermana para que vieran, pero ellas tampoco supieron que era aquello.

Como seguí haciendo señales con mi linterna las luces se fueron veloces, una hacia el norte, otra al sur y la tercera hacia arriba, tan rápido que las perdimos en un instante, ya dábamos por terminado el raro fenómeno cuando por donde se fueron volvieron aquellas luces blancas como lunas y se fusionaron en una sola, como tres gotas de mercurio que se unen.

De nuevo se separaron y ante nosotros tuvimos una maravillosa e impresionante demostración de vuelo imposible, los objetos describieron toda una serie de ángulos, curvas y detenciones instantáneas luego de hacer recorridos en línea recta a velocidades increíbles, quedó claro que ningún tipo de desplazamiento estaba negado a lo que aquellas cosas fueran, sorpresivamente se aquietaron y quedaron suspendidas sobre la misma montaña de la que surgieron.

Una de ellas se fue acercando lentamente hacia nosotros, que sorprendidos no sabíamos que hacer, ya esta luz estaba a no más de veinte metros en el límite mismo de la tapia trasera del patio y como a seis del piso cuando se estacionó totalmente inmóvil en el aire cerca de un poste de energía.

Yo que soñaba con sacarme una guaca pensé que era algún espanto y recordé los cuentos de las muchachas del servicio. Me decidí a gritar:
¡DE PARTE DE DIOS TODO PODEROSO DIGA QUE QUIERE!
No recibimos respuesta, silencio absoluto...

Comenzamos a sentir un frío doloroso en todo el cuerpo, y no exagero cuando digo que tiritando oíamos castañear nuestros dientes.
Con dificultad mi mamá nos dijo que entráramos a la casa, pero no podíamos mover ni un dedo.

Con mucha dificultad Balbuceamos comentarios sobre lo extraño que nos sentíamos, pero casi no podíamos hablar.

Luego de pasado un tiempo indefinible percibimos que nuestros músculos se soltaban y corrimos como locos a refugiarnos en la casona, cerrando tras nosotros las puertas con las gruesas aldabas sin querer saber más de esa cosa, esa blanca y opaca luz que flotaba sobre el patio.

No sabía que hora era, y no sobra decir que entonces en el pueblo la gente acostumbraba dormirse no más tarde de las ocho, no había teléfonos ni televisión en el pueblo y no encontramos nada más que hacer que acostarnos a dormir,

Al día siguiente en el colegio pregunté discretamente a algunos amigos si no habían visto algún avión o algo raro la noche anterior. Ninguno me pudo dar razón, pues se había acostado muy temprano.

Siempre que tuve oportunidad le preguntaba a mi madre y hermana si recordaban aquello, pues sentía la necesidad de estar seguro de no haberlo soñado.

video