sábado, 13 de mayo de 2017

DÍA DE LAS MADRES 2017



Todos los días son tus días madre mía...
Te debo tantos dolores y desvelos...
Que aunque pagarlos quisiera no podría.

Fuiste el camino que me trajo al mundo...
Y luego tu alegría fue la mía...
Gracias por tanto, madre mía.


miércoles, 3 de mayo de 2017

ASTROPUERTA MAYO 2017



Hola:

El sábado 20 de mayo a las 2 pm en el Auditorio del Planetario de Bogotá, dictaré una charla sobre la Era del Espacio y sus 60 años, celebrando el lanzamiento del primer satélite artificial, el Sputnik I el 4 de octubre de 1957.

La excursión para observar el eclipse total de Sol del próximo 21 de agosto en Estados Unidos será en Carolina del Sur. Informes:
reyestours@reyestours.com   
Teléfno 2489500 (Bogotá) o el cel 3102446287.

En seguida los principales eventos del mes.
Saludos
Germán Puerta
Bogotá, Colombia
Astropuerta 
@astropuerta
cel 315-3473859
gpuerta@astropuerta.com.co


1. Principales eventos celestes de Mayo 2017

Miércoles 3 – Luna en cuarto creciente

Jueves 4  – Ocultación de la estrella Aldebarán por la Luna visible en Indonesia, Australia y Nueva Zelanda.

Viernes 5 – Lluvia de meteoros de la Esta Aquaridas

Domingo 7 – Conjunción de la Luna y Júpiter

Miércoles 10 – Luna llena

Miércoles 17 – Elongación máxima Oeste de Mercurio

Viernes 19 – Luna en cuarto menguante

Sábado 20 – Ocultación de Neptuno por la Luna visible en el Sur de África

Lunes 22 – Conjunción de la Luna y Venus

Miércoles 24 – Conjunción de la Luna y Mercurio

Jueves 25 – Luna nueva

Miércoles 31 – Ocultación de la estrella Regulus por la Luna visible en el Este de Brasil y el Sur de Africa

2. Principales efemérides históricas de Mayo 2017

Lunes 1 – 1949: Gerard Kuiper descubre a Nereida, luna de Neptuno

Viernes 5– 1961: Alan Shepard, primer estadounidense en el espacio exterior

Domingo 7 – 1925: Operación del primer proyector de planetario en Munich, Alemania

Domingo 14 – 1973: Lanzamiento de la estación espacial Skylab


Martes  30 – 1975: Fundación de la Agencia Espacial Europea

Nota: Esta información puede transmitirse libremente


viernes, 28 de abril de 2017

ATLÉTICO NACIONAL 70 AÑOS


Cuenta el señor Carlos Serna, escritor antioqueño, que en 1947 Alberto Villegas Lopera, un ex presidente de la Liga Antioqueña de fútbol, lideró la fundación de una sociedad comercial destinada a estimular los deportes y establecer el fútbol y el baloncesto profesional en Antioquia. La sociedad inició labores con $50.000 aportados por 500 socios en acciones de $100 pesos cada una, pagaderas en un primer contado de $20 pesos al momento de ingresar a la sociedad y los $80 restantes en un máximo de 12 cuotas mensuales. Así pues, el viernes 7 de marzo de 1947 se comenzó a gestar el nacimiento de la nueva Institución bajo el nombre de Club Atlético Municipal de Medellín, pero por escritura pública la nueva sociedad se constituyó el 30 de abril de 1947 en la notaría primera de Medellín. En 1950 se cambió el nombre por Atlético Nacional y desde allí siempre ha sido el mismo. El origen nacionalista, cuenta Serna en su libro sobre el elenco Verdolaga, viene de la fusión de dos equipos como Unión e Indulana que participaban con ruido en los torneos de la Liga de Fútbol de Antioquia de ese entonces, pero realmente el 30 de abril de 1947 está establecida como la fecha en que se comenzó esta linda historia. 

Era un sueño ambicioso. Se trataba de convertir al Atlético Nacional en un equipo que hiciera honor a su nombre, integrado únicamente por jugadores colombianos. Un cuadro criollo protagonista del torneo colombiano y que poco a poco pudiera avanzar en el afianzamiento de un estilo propio que nos abriera amplios horizontes en el futuro. Hoy, casi setenta años más tarde de su aparición, con el nombre de Atlético Municipal, vemos con satisfacción que buena parte de los objetivos se han cumplido. Setenta años a lo largo de los cuales el equipo verde y blanco de Antioquia se ha consolidado como el verdadero símbolo del fútbol colombiano. Siete décadas llenas de logros y satisfacciones. Catorce estrellas en el torneo de la Dimayor. La primera en el 54 cuando apenas se consolidaba el fútbol nuestro, superada la etapa del Dorado. Y el logro continental de la Copa Libertadores en 1989 como el trofeo más grande de una insuperable historia que además cuenta con la mayor cantidad de adeptos en el país por la popularidad de los colores y la representatividad de las conquistas.


video
Video extractado de la serie "Paisas, memoria de un pueblo"


Estadio Atanasio Girardot, 1952. Fotógrafo Gabriel Carvajal. 
Archivo Fotográfico Biblioteca Pública Piloto.

Inicios de Atlético Municipal en 1947, la base del equipo fue Indulana Football 


Club Atlético Nacional Oficial en el Hipódromo San Fernando.


Atlético Nacional, a la izquierda Fernando Paternoster, técnico del equipo, en compañía de un grupo de jugadores del año 1952. Realizan su entrenamiento futbolístico en las instalaciones de la Facultad de Agronomía de la Universidad Nacional.
Fotógrafo: Diego García Galeano "Digar"

Luis Chica Estrada comentó: Recuerdo estos,de derecha a izquierda,Gabriel Mejía,Hernán Echeverri, Humberto Álvarez "TURRÓN", Ignacio Calle, Tomasito Rodríguez, Jilio Gaviria "CHONTO". No sé, No sé, y Fernando Paternoster Giamateo.

FELIZ ANIVERSARIO.


jueves, 27 de abril de 2017

LAS PUERTAS

Seguro es lo que encontraremos tras esas puertas desconocidas. La vida y la muerte.


Siempre han estado esas puertas, aunque no las pueda ver. Grandes, pequeñas, medianas y de diverso color. Sean altas y otras bajas, cumplen la misma función. Sé que un día entré por una, aunque no recuerdo bien; y que hay otra que me espera, cuando sea hora de partir.

Siempre han estado esas puertas para vivir y morir, y aunque nunca las he visto, ellas siempre están ahí. 

viernes, 21 de abril de 2017

ANDRÉS BERGER-KISS

El paisa húngaro.
"Uno no es de donde nace, sino de donde se hace".



Andrés Berger-Kiss nació en Szombathely, Hungría en 1927. Sus padres eran actores de teatro y huyeron antes del cruel holocausto, en el que perecieron catorce miembros de la familia de su padre. 

Llegaron a Medellín, Colombia en 1931, cuando él tenía solo cinco años. Vivieron en una casa en la Avenida Echeverry del barrio Boston. A los pocos días llegó a una casa vecina la familia Mejía Peláez, integrada por don Emilio Mejía, doña Ofelia Peláez y su hijo Hernán, que venían desde Santa Bárbara, Antioquia. Entonces fue cuando se hizo muy amigo de Hernán, que tenia igual cinco años. Este fue el que le contó a Andrés todas las historias de su abuelo Ajejandro, conocido como don Alejo, el hombre que tuvo 186 hijos.

Con Hernán vivió las aventuras y travesuras propias de los niños de su época y de la que salieron varios cuentos, como el del loro que gritaba: “A nadie le gusta que lo jodan

Berger-Kiss estudió en el Ateneo Antioqueño, luego en el liceo de la  Universidad de Antioquia en Medellín; Lugar que siempre consideró como su segunda patria. Obtuvo una licenciatura en la universidad de Houghton en Houghton, Nueva York, con una maestría en la Universidad de Indiana y un doctorado (Ph.D.) en Psicología Clincal en la Universidad de Missouri.

Trabajó como psychologistand clínica, enseñó la psicología en el ámbito universitario. Berger-Kiss luego se convirtió en el psicólogo jefe y director de Educación en Salud Mental para el estado de Oregon. Hace dos décadas decidió dedicarse a tiempo completo a su escritura.

Basado en la historias que le contó su amigo Hernán, escribió el libro: Don Alejo y sus 186 hijos”, obra digna de enseñarse en todos los colegios y universidades de Antioquia. Una obra costumbrista sobre la vida de un paisa de gran talento y valor. Berger-Kiss plasmó esta dedicatoria al comienzo del libro: 

Dedicado a la memoria de doña Ofelia Peláez de Mejía y don Emilio Mejía, en conmemoración de una amistad de más de medio siglo con su hijo Hernán Mejía Peláez, quien compartió desde niño las historias de su abuelo Donalejo con el autor”.

Andrés Berger-Kiss ha escrito más de 30 publicaciones. Su cuento, “El afilador”, ganó un premio nacional y ha sido incluida en diversas antologías, incluyendo mejores cuentos latinos de la década publicado por la Universidad de Houston, y las historias Mejor Corto Internacional publicada por Europa Press en Budapest. Su poesía ha aparecido en revistas de todo Estados Unidos y Colombia, América del Sur, y ha publicado en sus colecciones bilingües Voces de la Tierra y mis tres patrias, entre otras.

Algunos de sus poemas y fragmentos de su novela, promesa del mañana, han aparecido en una antología de escritores judíos-americano publicado por la Universidad de Puerto Rico. Sus otras novelas incluyen hijos del amanecer, promesa del mañana, y Don Alejandro y sus 186 niños.

Copias de su nueva sátira “Secret Memorias de un nacido de nuevo Predicador” estuvieron disponibles para autografiar y venta en la Biblioteca Pública de Newport. También hay copias disponibles a través de Amazon.com.

Dio recitales de su poesía en Hungría, Colombia, España, México, Alemania, Canadá y los EE.UU. Abrió el Tercer Congreso Internacional de Poesía Hispánica en la Universidad de Pécs en Hungría mediante la lectura de su libro bilingüe, Voces de la Tierra, publicado en ECOE Ediciones en Bogotá; Mis tres tierras y un puñado de polvo, una colección de poemas de Betania Editorial en Madrid. Algunos de sus recitales están disponibles en vídeo a través de Youtube.

La muerte de un paisa húngaro.

Me sorprende que la muerte de este gran escritor haya pasado desapercibida por la prensa colombiana. Me enteré de la triste noticia casualmente cuando buscaba datos sobre el autor. Esta fue la nota que me anunció su fallecimiento:

"El viernes 25 de noviembre del año 2016, una tormenta que parecía desocupar el cielo, anunciaba la partida del gran escritor y del invaluable amigo Andrés Berger-Kiss. Nos tomó la delantera, quizá esté compartiendo ahora con sus entrañables amigos Jorge Consuegra y Hernán Mejía". (Lilia Gutiérrez Riveros).


miércoles, 19 de abril de 2017

ORACION PERSONAL A JESUCRISTO



Original del escritor Boyacense dr. Fernanando Soto Aparicio, en la voz de Fabio Becerra Ruiz, con grabación y musicalización del Ingeniero Jorge Montañez. Archivo sonoro de la "Fundación Emilio Sierra" de Fusagasugá, presentación del historiador Guillermo González Restrepo, y la Dirección y producción General del Maestro Dr. Rocardo Bautista Pamplona.


Crédito: Página Radioteca.

sábado, 8 de abril de 2017

TEORÍA DE LA MEDIOCRIDAD

Por Alberto López.


Aunque lo poco que pueden todos, dependa de lo mucho que unos pocos anhelan, el mundo no es de los sabios, ni de los santos, ni de los héroes, sino de los mediocres.

Aunque no tienen voz propia, sino eco, aunque repiten las ideas y las voces de otros, aunque opinan como oyen opinar, aunque juzgan como oyen juzgar, el mundo es de ellos.

Paladines del sentido común, que es el menos común de los sentidos, porque es colectivo, refranero, retrogrado y dogmático, su sombra, apenas una penumbra carente de líneas definidas, lo cubre todo, como una nueva peste.

Tengan los años que tengan, los mediocres son siempre viejos, porque no se nace joven y porque la juventud no se regala, sino que se adquiere.

Nadan a favor de la corriente amparándose en la manada, en la raza, en el pueblo, en la clase, en la secta, en la iglesia, en el partido…No existen solos, porque solos no son nada. Están como muertos en vida. Carecen de biografía.
Sus admiraciones son prudentes e interesadas y sus entusiasmos oficiales.

Aunque la idea sea trasparente, ellos dirán que es relativo. Aunque se trate de la mayor sandez, toda opinión la consideran respetable, porque no tienen opinión y confunden la tolerancia con la cobardía y la discreción con el servilismo.

Cuando se muestran modestos, su modestia es o una impostura o un refinamiento de la vanidad.

Desconocen la ironía, que es la agudización del ingenio, y el humor que es soporte de la tolerancia y la sabiduría.

Confunden el eclecticismo con no tener opinión. Se apropian de todo un poco y hacen resúmenes de las opiniones de los demás, presentándolas como innovadoras.

Se amparan en la solemnidad para ocultar su falta de ideas, y callan y prefieren delegar y otorgar ante el riesgo de opinar. 

Prefieren el silencio y la inercia, porque es la única forma de no equivocarse. Sus modelos son el funcionario, el burócrata y el tecnócrata, pero sus valores o su ausencia de valores, está extendida en todas las capas sociales, desde la burguesía hasta los obreros marginales

En el arte, ante la ausencia de ideas, el recurso a lo espectacular, a la sorpresa y a los fuegos de artificio, con la intención de entretener, es el denominador común. Es a su vez, a lo máximo a lo que aspira un público mediocre, que sigue los dictados de la moda, donde todo es repetición y conformismo. La necesidad de vender obliga a seducir y agradar al gusto dominante, convirtiendo al arte en esclavo del éxito. 

Así el valor de una obra, está en función de los índices de audiencia y no de la valoración objetiva y de la sabiduría de unos pocos educados. Convertido en industria para las masas, el arte actual, está abocado a naufragar en el mar de la mediocridad.

La rutina que es el soporte de la mediocridad, adquiere tal fuerza en su inercia que resiste la carcoma del tiempo. La rutina es la renuncia a pensar. Contagiosa y cómoda, como la pereza, es el sustento de la vida del mediocre. Porque este vive satisfecho entre los engranajes de esa máquina trituradora del espíritu que es la rutina.

La democracia presupone un hombre libre, con criterio propio, pero la actual democracia formal es la dictadura y el gobierno de la medianía, que algunos llaman con razón mediocracia, y que se asienta en presupuesto de un hombre normal. Un hombre que no existe, porque lo que existe es el mediocre, el domesticado, el servil, el gregario, que se reproduce en el silencio y en las tinieblas de las cloacas

Según rolen los vientos, los mediocres aflojan las ligaduras de su conciencia, desconociendo la dignidad, lo que los convierte en rebaños. Si les conviene, apuntalan las doctrinas y las creencias más irracionales. Gregarios del primer líder que les susurra al oído, glorias de las que carecen y ambicionan, acaban apoyando la mayor de las ignominias en nombre de la razón de la manada. 

El nazismo, el fascismo, la socialdemocracia, el comunismo bolchevique, cimentaron su poder en masas vociferantes de mediocres, cargados de consignas e ideas banales.

Hitler, Stalin, Mussolini, Franco y sus secuaces, no fueron unos dictadores locos, como suele decirse. Fueron mediocres que administraban el mal como grises e insensibles burócratas. Tampoco fueron líderes que embaucaron y engañaron a su pueblo. No hizo falta. El pueblo que les siguió ya estaba envilecido en su mediocridad. 

Tras la derrota, como todos los mediocres caracterizados por su cobardía, dirán que no oían, que no veían, que no sabían, y aun así les perdonaron una y otra vez, porque en el fondo unos y otros seguían cambiando cromos bajo la mesa. Bertolt Brecht, nos advirtió sobre el peligro de que todo se volviera a repetir de nuevo…”No os regocijéis en su derrota. Por más que el mundo se mantuvo en pie y paró al bastardo, la perra de la que nació está otra vez en celo ".

Hoy en el teatro de política, donde nunca se pueden encontrar amigos sino cómplices, los mediocres siguen medrando como lombrices en un intestino. Paradigma de ello es, el Registrador de la Propiedad Mariano Rajoy presidente de una España derrotada, postrada y envejecida, y compañero de vergüenzas y miserias de ese nido de burócratas y tecnócratas de Bruselas que, en manos del poder del dinero que se oculta tras ellos, escenifican el gobierno Europa.

Mediocres encastillados en la distancia, tras una mesa blindada, como la monarquía española, antes campechana con olor a bar de putas, bocadillo de tortilla y cocido de repollo, ahora pija, refinada y perfumada con Chanel, pero igual de ignorante y mediocre que la anterior. Y es que el alimento del mediocre es la vanidad, y el que aspira a parecer sea rey, burgués o plebeyo, renuncia a ser.

La prensa, la televisión, la radio y las redes sociales, se han convertido en verdaderos vertederos de vulgaridad. Ni la cultura, ni las artes, ni las letras, están a salvo de esta ola de mediocridad que arrasa con todo. La paradoja en este baile de criadas y de horteras, como dice la zarzuela, donde se adora el éxito y se incentiva la competitividad más feroz y la individualidad más insolidaria, es que nadie quiere ser tachado como mediocre y, sin embargo, todos lo son.

En el estado actual del capitalismo, el dominio social, más que en la explotación económica de la fuerza de trabajo, está en la aceptación pasiva de dominio ideológico y de los valores de las clases dominantes y de sus núcleos dirigentes de poder. Cuando un pueblo acepta la esclavitud al grito de ¡vivan las cadenas! está realmente perdido para la historia.

Llegados a este punto el dominio ideológico y de valores sociales, está mucho más allá de lo que hasta ahora representaba el dominio económico. El dominio y el sometimiento por convencimiento representa la forma más absoluta de dominio y poder. Ninguna sociedad autoritaria, había conseguido antes llegar a tanto.

La socialdemocracia intento crear una amplia clase media que, actuara como aceite pacificador de los conflictos sociales. Pero se equivocó. Hoy esa clase media, con trabajo, tiempo libre, sanidad y escuela pública y vacaciones pagadas está en retroceso. La identidad de esa clase se ha perdido barrida por los acontecimientos de la crisis del capitalismo económico financiero. 

Ahora la burguesía, la pequeña burguesía, las clases medias y los obreros y trabajadores, suscriben los mismos sistemas de valores. La diferencia económica no los hace diferentes. Todos son igualmente mediocres. 

En términos de consumo, pueden tener unos, acceso, a más cosas que otros, pero son las mismas cosas: el automóvil, el chalet, la barbacoa, la hamburguesa, la televisión, el futbol del domingo, la señora estupenda…Todos quieren las mismas cosas. La diferencia solo está en el número de pulgadas de la pantalla de tv.

La mediocridad presente en todos los órdenes de la vida actual, plantea la duda de si no habrá contaminado también a los componentes del mismo grupo que detenta el poder. A fuerza de vender banalidad y medianía, cabe pensar que quizás han llegado a creerse su propio discurso y sus propias mentiras. 

Ya sucedió en dos ocasiones con el capitalismo industrial y financiero alemán, que acompaño a los mediocres alucinados encaramados en el poder en su orgía de sangre y destrucción.

La pregunta no es ociosa si nos atenemos a la reciente llegada a la Casa Blanca de un personaje como Trump (o como Putin, versión rusa de lo mismo) que hace virtud pública de su mediocridad, frente al elitismo de los dirigentes de los partidos tradicionales y de los aristócratas y patricios del capitalismo industrial yanqui, que se han horrorizado, ante el mal gusto del patán que ha llegado a encaramarse, en el trono de la primera potencia del mundo. 

Pero no es algo nuevo. Parece como si de tiempo en tiempo, la mediocridad dominante llamara a retornar a las ideas irracionales predicadas desde la cueva de la historia, para, como en el cuadro de Goya, devorar a nuestros propios hijos.
Y es que la carrera de la mediocridad no tiene límites, o si los tiene están a la altura de la estupidez humana, que puede llegar a negarse a sí misma, escenificando su propia destrucción. 

Hoy podríamos decir que, entre el animal irracional y el hombre mediocre, la distancia es menor que entre este y el ser humano cultivado y consciente de su moralidad.

Resulta paradójico que, después de haberse librado del servilismo medieval y de la dictadura ocultista de la religión, hayamos llegado a este punto de inhumanidad. La universalización de la mediocridad ha cambiado este mundo e incluso el del más allá, porque hasta el viejo cielo ha dejado de ser aquel lugar espacioso, confortable y democrático, donde sin cupos, se acogía a riadas de mártires en los primeros tiempos. 

Hoy, el reino de las nubes, se ha convertido en un exclusivo club inglés para triunfadores, aristócratas del dinero y gentes con influencia en todas las cortes, incluida la corte celestial. Y es que el Dios de hoy, ateniéndose al rolar de los vientos, se está convirtiendo también, en un Dios mediocre. 

Por otra parte, el infierno está en crisis y va de capa caída. La gente cada vez cree menos en él y le están perdiendo el miedo. Los diablos de clausura apenas tienen trabajo, porque ahora casi no quedan otros malos que los de las películas y el Papa se está pensando en la posibilidad de clausurarlo.

Así las cosas, el purgatorio se ha tenido que reinventar, saliendo del olvido y renaciendo con nuevos brillos, para acoger a las grandes masas de envidiosos y mediocres, porque como dijo el Dante, no son dignos ni de llegar al infierno.